viernes, 18 de noviembre de 2011

LA ACENTUACIÓN DEL SEGUNDO Y TERCER TIEMPO EN LA EJECUCIÓN DEL RITMO DE LA CHACARERA

 

INFORME DE INVESTIGACIÓN

 

ÍNDICE

1. RESUMEN

2. TEMA

3. APÉNDICE

 

RESUMEN

Se considera que la acentuación del segundo y tercer tiempo en la ejecución del ritmo de la Chacarera, es fundamental para el logro estilístico propiamente dicho. Asimismo, se analiza el compás sobre el cual debería escribirse, para acercarnos a una comprensión justa del sentido musical criollo.

En este estudio hemos querido conocer y entender mediante un escaso marco teórico y las experiencias de oficio de artistas folklóricos; como acercarnos a un análisis académico del ritmo de la Chacarera. Para ello se utilizaron encuestas cerradas y accidentales a alumnos del Conservatorio Manuel de Falla, carrera de Folklore y Tango; entrevistas informales a folkloristas; cursos con maestros del folklore y experiencias propias sobre el tema que se trata.

Los resultados mostraron que los alumnos del conservatorio conocen y entiende la importancia de las acentuaciones en la ejecución del ritmo de la chacarera, pero queda abierto para otro estudio la definición de que compás utilizar para la lecto – escritura (3/4 o 6/8).

 

LA ACENTUACIÓN DEL SEGUNDO Y TERCER TIEMPO EN LA EJECUCIÓN DEL RITMO DE LA CHACARERA

 

Como inicio a este informe se debe conocer los significados de algunos términos que son fundamentales para nuestra investigación.

Para ello recurrimos al Diccionario de la Lengua Española, donde: La palabra Chacarera es lo “perteneciente o relativo a la chácara, dueño de una Chácara, persona que trabaja en ella”. Chácara es sinónimo de “Chacra”, y en relación con la música y tradición dícese: “Baile popular argentino, de parejas sueltas, y cuyo ritmo, variable según la región de procedencia, es de tres por cuatro, alternando con seis por ocho”. (1- RAE).

Sobre el nacimiento de la misma, Lázaro Flury hace referencia de la siguiente forma: “Nació a la vida cuando en los campos de nuestra dilatadas llanuras se formaron las primeras chacras... y al hecho de dedicar un baile en honor de las mozas campesinas debe su nombre, dice, y precisamente en el sur de Buenos Aires, cuna del gaucho “surero” es donde tuvo su origen”. Y cita en su apoyo a Moussy y Ventura Lynch (3 - Abecasis pag. 18).

Otra de las palabras a definir es ritmo, dicese: “Proporción guardada entre el tiempo de un movimiento y el de otro diferente”. (1- RAE). También tenemos el concepto del Diccionario Oxford, que dice: “Ritmo, en su sentido más completo es...todo el conjunto de lo que puede llamarse el aspecto temporal de la música (como distinto del aspecto altura); Es decir, abarca los tiempos, los acentos, los compases, la agrupación de notas en tiempos, de tiempos en compases, de compases en frases, y así sucesivamente”. (2- Scholes, P A Págs. 1048 y ss).

Por último acento, según el propio Oxford citado (2- Scholes, P A Págs. 1049/4) dedica un ítem al tema, que concluye que el acento es el elemento definidor del ritmo.

Alberto Abecasis hace referencia al tema (3 – Abecasis Pág. 26), “llamamos acento a la mayor intensidad con que se emite un sonido o se pronuncia una sìlaba. Es decir que hay un breve número de sonidos, algunos fuertes y otros débiles, con determinada duración cada uno, que conforman un conjunto y que, en este sentido prosódico (de los acentos), se repite con regularidad. Esa regularidad conforma el ritmo o cadencia”.

Como antecedente de éste ritmo, junto a una importante cantidad de danzas criollas, investigado por Carlos Vega (4 – Vega C ) – desciende en forma tardía de un importante ciclo radiado desde Lima, Perú. El proceso de su formación, a partir de los modelos europeos como gallarda, corrente, canario, zarabanda, fandango y otras, está descripto detalladamente en el trabajo citado.

La chacarera es una especie coreográfica, derivada de estas antiguas danzas, que tomo nombre propio en nuestro país. No nació como especie lírica, ni instrumental.

El paso elemental de esta danza, esta dado por un paso largo y dos cortos, definiendo esta unidad largo – corto – corto, como base métrica y su correspondencia a un compás. Este ritmo de tres tiempos iguales, está afirmado por Isabel Aretz, que los describe: “.........de suave vals, pero desplazándose hacia delante....a tres tiempos”. (5 – Aretz I. Pag. 109).

La figuración musical es:

 Graficos notas

Esta típica danza argentina, en un principio se desarrollo libremente. En nuestros días se reemplazo por diseños fijos, con los importantes aportes del maestro Andrés Chazarreta, como así también de los Hermanos Ábalos.

Si tomamos la figuración de:

Graficos vals

Veremos plasmado el ritmo del Vals Europeo con el acento clásico y definido a través de la historia de los grandes maestros de la música clásica.

Esta acentuación fuerte – débil – débil, da el carácter y la base al Vals Europeo, danza bella y de gran popularidad.

Según los Hermanos Ábalos, existe una “comunión entre autor e interprete, en la cual los interpretes de la música clásica han tenido que hacer estudios especiales para adquirir un sentido musical clásico, sin el cual no podrían interpretar la música de los grandes autores”. (6 – Hnos. Ábalos, pag. 4). Continúan afirmando que las danzas regionales, como la chacarera, resulta de “un sentido musical folklórico”, (6 – Hnos. Ábalos. Pag. 4) que se transmite de generación en generación y que difiere en gran manera del ritmo y acentuación clásico referido.

La causa de esta diferencia está en el “desconocimiento de los tiempos fuertes y débiles del compás que presentan las danzas folklóricas argentinas”. (6 – Hnos. Ábalos, pag. 5).

En una ejecución instrumental de la chacarera, la acentuación correcta de los tiempos, producirá contratiempos y síncopas características y fundamentales de este tipo de música.

El compás de 3/4 aplicado a la música y danza de la chacarera, según lo antedicho, cambia su acentuación. “El primer tiempo debe ser considerado débil y el segundo y tercero deberán ser considerados tiempos fuertes, siendo el tercero más fuerte y apoyado que el segundo”. (6 – Hnos. Ábalos, pag. 6):

Graficos acentuacion cliolla

Según este planteo, en una entrevista informal hecha al maestro Vitillo Ábalos, dijo:

El ritmo de la chacarera debe escribirse al pentagrama en el compás de 3/4 y lo que diferencia nuestra música criolla del resto de la música del mundo es la acentuación de segundo y tercer tiempo”. (7 – V. Ábalos).

En diversos cursos ofrecidos por el maestro Juan Falú, afirmaba la importancia de la acentuación de segundo y tercer tiempo, diciendo que esta sensación se debe sentir en el cuerpo, llevándose la mano al pecho, como para dar fuerza al sentido de su expresión.

Tanto los Hnos. Ábalos (6 – Hnos. Ábalos, pag. 6), como el maestro Rubén Lobos (Percusionista profesional del folklore), hacen la siguiente referencia al tema: “La acentuación de estos tiempos es fácil de comprobar escuchando desde cierta distancia una orquesta nativa en el campo. El observador escuchará de cierta distancia únicamente los golpes del bombo legüero, los producidos por el mazo en el parche de cuero, ej:

Graficos acentuacion cliolla con silencios

Y notará que el primer tiempo será un silencio, el segundo será un sonido corto, y el tercer tiempo un sonido apoyado y marcado. Si continua acercándose podrá apreciar como comenzará a aparecer otros ritmos, contra ritmos y contragolpes de palmas y castañetas. Al último percibirá juegos de ritmos, producidos por acentos blandos, naturales y fluidos, de instrumentos como las voces, guitarras, violines, arpas, quenas”, etc.

María del Carmen Aguilar, con respecto a la base rítmica de la chacarera, dice:

“Observaremos que, más allá de las diferencias de melodías y texto, todas se apoyan en un ritmo básico ejecutado por la guitarra y/o el bombo”. Agrega además que este ritmo se podría pensar en dos tiempos de subdivisión ternaria (6/8) o en tres tiempos de subdivisión binaria (3/4). Inclusive profundiza en la diferencia tímbricas en los sonidos de la ejecución del ritmo de chacarera: “unos son agudos (tocados sobre el aro del bombo o chasqueando con las uñas sobre las cuerdas agudas de la guitarra) y otros graves (tocados sobre el parche del bombo o con el pulgar sobre las cuerdas graves de la guitarra). (8 – Aguilar M., pag. 19)

Ejemplo de lo expuesto:

Graficos notas plicas

Este juego rítmico de timbres sugiere una base polirrítmica; se escuchan sonidos agudos en 6/8 al mismo tiempo que los graves, que son el segundo y tercer tiempo del 3/4.

Aguilar, agrega al pie de página: “Esta polirritmia tiene su origen en la música española del Renacimiento”. (8 – Aguilar A., pag. 20).

Si tomamos como base la birrítmica existente en el ritmo de la chacarera, nos encontraremos con de definir “la comprensión del fraseo….y distribución de los acentos. (3 – Abecasis A., pag. 28). En este casos Abecasis, se apoya en que la música de la chacarera “se desenvuelve sobre un esquema de compás de tres tiempos y sobre ello se articula……todo el desarrollo melódico; esto genera una articulación especial con la línea melódica, que puede inducir simplificaciones”.

En este punto podemos definir que la acentuación del segundo y tercer tiempo en la ejecución del ritmo de la chacarera, es el fundamento para reflejar el estilo integro de esta danza Argentina; asimismo sin olvidar la importancia de utilizar para ello el compás de 3/4 criollo.

Definido este basamento, tanto los bailarines, como la melodía y versos, establecerán un hermoso juego de contratiempos y síncopas, que solo se hará evidente con una ejecución que respete las acentuaciones pertinentes, dentro de un compás de 3/4 criollo.

A continuación desarrollaremos la base del ritmo de chacarera, empezando por la célula mínima de su ejecución, o sea su simplificación: El segundo y tercer tiempo, como ya aclaramos en un compás de 3/4 criollo:

 

SIMPLIFICACIÓN VS. AMPLIFICACIÓN DEL RITMO DE CHACARERA

 

1

Graficos chacarera

2

Graficos chacarera

3

Graficos chacarera

4

Graficos chacarera

5

Graficos chacarera

 

  • En el Ej. 1 observamos la mínima expresión del ritmo de chacarera, con sus acentos bien definidos, con plicas hacia abajo para indicar que su ejecución se hace en los sonidos graves del instrumento, ya expuestos por Aguilar M.
  • El Ej. 2 agrega el golpe o ejecución del sonido agudo (débil).
  • El Ej. 3 agrega un golpe o ejecución aguda (débil), en este estadio la ejecución nos dará más claramente la relación birrítmica afirmada.
  • El Ej. 4 suma un quinto golpe o ejecución que a pesar de ser agudo y débil, se ejecuta como excepción en los graves de los instrumentos.
  • El Ej. 5 es la amplificación propiamente dicha de seis golpes o ejecuciones, en este caso se agrega un sonido agudo y débil.

Fundamentalmente en instrumentos como el bombo y la guitarra, estos esquemas definen la base de la ejecución del ritmo de chacarera, que en ejecutantes avezados se puede diferenciar perfectamente, el segundo tiempo apoyado y corto, y el tercer tiempo fuerte y marcado.

Sobre este marco teórico se buscará conocer, tomando como población de estudio, a alumnos del Conservatorio Manuel de Falla, de la Carrera de “Folklore y Tango”, mediante una encuesta con preguntas cerradas, por muestra accidental: ¿Cuántos alumnos de dicha carrera, conocen y respetan la acentuación del segundo y tercer tiempo en la ejecución del ritmo de Chacarera?, ¿qué compás utilizarían para lograr este cometido?.

La muestra lograda se realizó sobre un total de 18 alumnos de Conservatorio Manuel de Falla, en el año 2009,  que reflejaron los siguientes resultados:

 

De los alumnos encuestados seis eran del sexo femenino y doce masculinos

 

Matriz de doble entrada

 

Ocho alumnos pertenecen a 1er. año, tres a 2do. año, tres a 3er. año, tres a 4to. año, y uno oyente

 

clip_image024

 

Quince alumnos saben ejecutar el ritmo de chacarera y tres no

 

clip_image026

 

Diecisiete alumnos saben sobre la importancia de la acentuación del 2do. Y 3er. tiempo y uno no

    Matriz de doble entrada

Nueve alumnos analizan la partitura para identificar acentuaciones y diez no

 

clip_image030

 

Quince alumnos utilizan el compás de 3/4 y catorce el compás de 6/8

 

clip_image032

 

Siete son guitarristas, uno bandoneonístas, seis pianistas, dos violinistas, uno cantante y un flautista

 

clip_image034

 

De los datos obtenidos, se puede argumentar que de los alumnos del Conservatorio Manuel de Falla, de la Carrera de Folklore y Tango, año 2009, se obtuvo un porcentaje del 94% que conoce la importancia de las acentuaciones en el ritmo de la chacarera. Es un dato positivo que defiende en cierta forma la mantención del estilo folklórico Argentino.

Lo que deja cierto margen para otro estudio es él porque solo el 47% de los alumnos, realizan el análisis de las partituras para identificar los acentos; como así también y no menos importante, que el 52% considera que se debe usar para la lecto - escritura el compás de 3/4.

Es comprensible que por tratarse de una danza con sensación birritmica haya dos opiniones tan fuertemente definidas sobre el compás que debería utilizarse. Algunos inclusive utilizan la representación de los dos compases a la vez, como para justificar la escritura ternaria y binaria, o según lo recabado para facilitar la lectura.

Como recomendación, después de lo expuesto y el análisis de los datos obtenidos, el compás que mejor refleja la acentuación estudiada es el compás de 3/4 y como afirman tanto Abecasis, como los Hnos. Ábalos, su escritura también debería realizarse en 3/4 para plasmar bien caro y correcto, los contratiempos y sincopas, y la demarcación de los tiempos débiles y fuertes correspondientes, que produce la división binaria. Así la base del ritmo con la acentuación del 2do. Y 3er. tiempo, logran con éxito el estilo deseado.

 

 

APÉNDICE

  1. R A E - DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición 2001 (REAL  ACADEMIA  ESPAÑOLA)http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=cultura
  2. SCHOLES, Percy A. “Diccionario Oxford de la Música” Ed. Sudamericana. Bs. As. 1964. Págs. 1048 y ss.
  3. ALBERTO ABECASIS, “La Chacarera bien mesurada” 1º Ed. – Río Cuarto: Universidad de Río Cuarto, 2004.
  4. VEGA, Carlos. “El origen de las Danzas Folklóricas” Ed. Ricordi. Bs. As. 1956.
  5. ARETZ, Isabel. “El Folklore Musical Argentino”. Ricordi 1952.
  6. HERMANOS ÁBALOS. “1er. “Álbum para Piano”. Danzas y Canciones Regionales Argentinas. Ed. Hermanos Ábalos 1952.
  7. Entrevista Informal, Vitillo Ábalos. Entrega de premios Academia de Folklore, Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Bs. As. 2 de noviembre del 2009.
  8. AGUILAR, María del Carmen. “Folklore para Armar”. Ed. Copymax, 2da. edición 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario